Masdar City: primera ciudad autosuficiente y ecológica del mundo

Masdar City pretende ser la primera ciudad totalmente ecológica y autosuficiente del mundo, libre de emisiones y residuos. Una ciudad inteligente con tecnología que haría de ella una ciudad modelo, la base para el futuro de la humanidad. Parece un proyecto demasiado ambicioso, ¿no?

¿Cómo se consiguen todos estos objetivos? ¿Quienes diseñaron esta ciudad? ¿Quién paga la fiesta? Vamos a intentar responder a estas preguntas en este artículo, ¿te pica la curiosidad?

Masdar City, el comienzo del futuro

El proyecto fue presentado en abril de 2006 por el jeque Mohammed Bin Zayed AL Nahyan de Abu Dhabi, pero no empezó a construirse hasta el año 2008. Bajo el diseño y planeación del prestigioso estudio de diseño y arquitectura Foster + Partners, se pretende construir una ciudad de seis kilómetros cuadrados con una capacidad de 50.000 habitantes en medio del desierto. El coste de todo este “mega-proyecto” asciende a 22 billones de dólares y está financiado mayormente por la compañía Abu Dhabi Future Energy Company (ADFEC), una subsidiaria de la empresa Mudadala Development Company, que es propiedad del Gobierno de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos).

¿No te parece curioso que un importante proyecto ambientalista como Masdar City se haya realizado en los Emiratos Árabes, el octavo productor de petróleo del planeta y uno de los campeones mundiales en emisiones de carbono?

Según ha ido avanzando el proyecto, muchas empresas como Siemens e instituciones como el MIT se han sumado a él, sin embargo los problemas con el presupuesto y la crisis mundial han hecho que la fecha prevista para su finalización (2016) se haya visto aplazada hasta el año 2020. Aun así, en 2013 decidieron abrir al público una cuarta parte de la ciudad para poder recibir turismo, así como a los primeros habitantes, con la intención de impulsar la economía del lugar y financiar lo que falta del desarrollo.

La primera intervención fue construir un muro perimetral que contuviera los fuertes vientos y tormentas de arena de la región, de igual forma, el diseño de la ciudad está orientado a aprovechar las corrientes de aire, ya que se cuenta con estrechas calles que sirven como túneles, así como una torre de viento que canaliza todo el aire hacia el suelo, logrando así calles frescas en pleno desierto.

Además, la ciudad entera obtiene su energía gracias a una planta fotovoltaica con paneles solares de 10 MW que producen toda la energía necesaria para consumo de las viviendas, tratamiento del agua, transporte urbano, e incluso para mantener las condiciones de humedad y temperatura. Todo esto con la idea de no depender más del petróleo. En cuanto al abastecimiento de agua, toda la utilizada proviene del mar y del tratamiento de aguas grises y negras.

Por otro lado, se plantean tres tipos de transporte como sistema para Masdar City con la intención de que nadie tenga que usar un coche. En el centro de la ciudad se pretende que el desplazamiento sea principalmente peatonal, aunque existe el Transporte Rápido Personal (PRT), que es una especie de cabina individual eléctrica que recorrerá toda la ciudad en sólo 7 minutos, contará con 85 estaciones y estará en funcionamiento las 24 horas del día, durante todo el año. Para las conexiones exteriores, el Transporte por Rail Ligero (LRT), un tren eléctrico que tendrá conexión directa con el aeropuerto de Abu Dabi, conectando la ciudad con la Isla de Abu DAbi y que contará con 6 estaciones. Por último, el Transporte de Carga Rápida (FRT), será de igual forma eléctrico y automatizado, y servirá para transportar mercancías y alimentos.

¿Les gustará a los jeques árabes que tienen varios ferrari aparcados en su garaje irse a vivir allí?

Una ciudad como su localización, desierta

Todo lo dicho resulta idílico y de momento así lo es. Masdar City sigue siendo una utopía en donde los múltiples problemas económicos y sociales (explotación laboral) están resquebrajando el sueño de ciudad autosuficiente y 100 % ecológica.

Como indicaba anteriormente, Masdar City tiene abierta una zona para turistas y ya están en venta los primeros complejos de viviendas, sin embargo, recientemente se ha hecho público un video en donde se ve el estado fantasmal de la ciudad. A seis años del comienzo de su construcción, se prevé difícil que en otros seis años esté totalmente acabada, aunque eso no será el mayor problema si no consiguen que haya gente que quiera vivir en ella.

A pesar de ello, Masdar City es una iniciativa y ejemplo a ser tomado en cuenta por los líderes e inversores poderosos que hay en el mundo. Si se finaliza, el proyecto de Masdar por lo menos tendrá algo de positivo para el resto del planeta: podrá servir como “piloto” para la aplicación de tantas tecnologías ecológicas que nunca se han llevado a cabo.

¿Este proyecto será el modelo en el que se basarán las ciudades del futuro? ¿Qué opinas tú?
Publicado en Arquitectura y etiquetado , , , , , .