PARKROYAL on Pickering: Un hotel en el jardín.

Sabemos a ciencia cierta que hay miles de lugares que visitar, arquitectura histórica, de época, parques naturales o sencillamente accidentes geográficos que ofrecen panorámicas de postal. Para llegar a conocer todos esos lugares, obviamente hay que viajar y en la mayoría de los casos hospedarse en algún lugar. Bien, todo sea por la causa… abriremos los bolsillos y aprovecharemos nuestro viaje al máximo.

Por lo general, el lugar que elegimos para descansar en cada viaje no es una de las cosas que más preocupa en sí mismo, es decir, fundamentalmente la elección se basa en el precio, la localización y los servicios que ofrece el edificio, sin embargo, hay ciudades que cuentan con auténticas obras de diseño para albergar a sus turistas y por supuesto, merecen una pausa en el camino. Es el caso de Singapore y su PARKROYAL on Pickering Hotel del que seguro querrás saber algo más, ¿no es así?

El diseño

El estudio de arquitectura WOHA con sede en Singapore fue el encargado del diseño del PARKROYAL on Pickering Hotel, basado en un estudio sobre cómo no solo podemos conservar nuestra naturaleza en un centro urbano lleno de rascacielos que crecen a un ritmo imparable, sino que es posible integrarla en la arquitectura y hacer a la misma sostenible.

Situado en el centro de Singapore, se alza un pódium contorneado que comienza a cota de calle y que se esculpe formando exteriores de cortes dramáticos con plazas, jardines y terrazas a varias alturas que desembocan al interior del edificio. El contacto con la naturaleza y la integración de la misma viene facilitado por las grandes plantaciones verdes, las grietas, los barrancos y cascadas y, en general, por toda la arquitectura del edificio que asemeja un terreno irregular a modo de plano topográfico.

El PARKROYAL on Pickering Hotel está constituido por el pódium inferior de 5 pisos sobre el que descansa una torre de otras 12 alturas en forma de E. Esta tipología de planta permite que todas las habitaciones del hotel miren hacia el norte del parque colindante Hong Lim Park y/o a los jardines en altura, mientras que los servicios y pasillos de conexión externa dan a la fachada sur.

Sus particularidades

Empezando por la parte baja del PARKROYAL on Pickering Hotel, el pódium. Se puede decir que es un adorno monumental del paisaje urbanístico de Singapore. En él, se aprecia lo que WOHA denomina “arquitectura topográfica”, generando un estratificado de capas ondulantes que envuelven el hormigón de la estructura. Esta estratificación rodea, traspasa y supera la zona de aparcamiento del PARKROYAL on Pickering Hotel así como las zonas comunes del mismo. En la azotea de este singular elemento se encuentran las terrazas jardín y las piscinas que vierten agua a través de cascadas a las plantas inferiores.

A simple vista, se puede ver que la arquitectura es fundamentalmente orgánica, apareciendo en el interior elementos decorativos en madera, además de cabañas en forma de jaula en la parte superior de la terraza, rindiendo homenaje al legado de las mezquitas de los moros y los persas, a los patrones exóticos de Isfahan y a la Alhambra.

La entrada no podía ser menos espectacular si quería guardar consonancia con el resto del edificio, eso está claro. Aun así, WOHA no solo ha buscado la monumentalidad con la sobre-escalación de la puerta, sino que diseñaron el espacio para que sirviera de enlace entre dos áreas de la ciudad, por un lado Chinatown y los bloques de apartamentos en el sur, y por el otro Hong Lim Park y la zona comercial al norte.

Ascendiendo en la fachada del hotel encontramos los jardines dispuestos cada cuatro alturas, diseñados para ser autosuficientes y depender lo mínimo posible de otros recursos. Un ejemplo de ese diseño eficiente es la recogida de agua de lluvia en la parte superior del PARKROYAL on Pickering Hotel para el riego de los mismos, además, existen tanques de almacenamiento y un sistema de riego por goteo que optimiza el consumo del agua. Como vuelta de rosca, todas las áreas de los paisajes están equipadas con sensores de lluvia que apagan el sistema de riego por goteo al detectar el nivel mínimo marcado de lluvia. Para la iluminación de estas zonas hay dispuesto un conjunto de células fotovoltaicas suficientes para abastecer las lámparas cuando el sol cae.

Como verás, este espectacular hotel logra una cantidad sin precedentes de vegetación integrada en el diseño urbano y la sostenibilidad. Se calcula que hay unos 15.000 metros cuadrados de superficie plantada que llega a suponer un 215 % de la superficie total de la parcela, esto demuestra que aun cuando las ciudades se hacen más grandes y densas, podemos permitirnos mantener los espacios verdes. Claramente se merece una visita, ¿no?

Por si te animas, dejamos la web del PARKROYAL on Pickering Hotel.

Publicado en Arquitectura y etiquetado , , , , , .