Passivhaus: 7 principios básicos

Aunque aún queda un largo camino, poco a poco vamos concienciándonos acerca de la importancia de la eficiencia energética en nuestras viviendas y de la necesidad de reducir nuestros consumos para ahorrar energía. En este sentido, es evidente que el uso de energías renovables en nuestro país debería crecer pero, ¿por qué no es así? Esta pregunta abre un debate bastante extenso que, si quieres, podemos desarrollar en otro momento.

En esta serie de artículos queremos hablar sobre la reducción de la demanda en los edificios mediante el estándar Passivhaus. Si por tu cabeza ha pasado un "Pero ¿qué es eso?" sigue leyendo un poco más.

Para alcanzar una sociedad sostenible es necesario entender que lo más razonable y económico es conseguir gastar solo aquella energía que es realmente necesaria. Con esa idea se publica la Directiva Europea 2010/31/EU, según la cual todos los estados miembros deberán tomar medidas para que a partir de 2020 todos los edificios de nueva planta sean de consumo de energía casi nulo.

Es aquí donde hace su aparición el concepto de Passivhaus, en otras palabras, edificios de consumo energético casi nulo. El estándar Passivhaus se basa en un procedimiento exhaustivo en el desarrollo del proyecto y de la ejecución, que dan lugar a edificaciones con una demanda energética realmente baja.

Hacia los edificios sin hipoteca energética

El coste total de un edificio o vivienda no se limita al coste de su construcción, sino que también hay que sumarle su demanda energética y el mantenimiento durante su vida útil.

Esta idea que a priori parece tan sencilla no está suficientemente arraigada en nuestro país, sin embargo es la esencia para comprender la eficiencia energética como el camino por el que habrá que transcurrir en la construcción de los edificios durante los próximos años.

Todo edificio o vivienda que no parta de una buena envolvente, bien aislada y con un control estricto de las infiltraciones de aire indeseadas y de los puentes térmicos, nacerá obsoleto. Y es en este punto donde la casa pasiva contribuye, entre economía y construcción mediante su esfuerzo, en reducir al máximo la demanda de energía de los edificios mediante buenos diseños y el aprovechamiento de la energía del sol.

Nos encontramos en un momento histórico en el cual existe la percepción social generalizada de que algo debe cambiar. La profunda crisis económica mundial, las crisis ambientales no resueltas y el fantasma del agotamiento de recursos energéticos fósiles, entre otros, nos piden a gritos que tomemos medidas que aminoren nuestra dependencia energética y nuestro impacto natural.

Nos encontramos ante un giro obligado hacia la sostenibilidad, que se presenta, sin ninguna duda, como la única alternativa posible.

Los edificios pasivos

El hombre primitivo pronto descubrió que las pieles de los animales eran una buena protección frente al frío, que ponerse al sol suponía mejorar su confort y que las cuevas, con su temperatura constante, resultaban un buen refugio donde protegerse.

Ideas tan básicas como éstas son las que están detrás de las casas pasivas y por ellas podemos decir que un edificio pasivo lleva la eficiencia energética al extremo, cuidando la orientación, su envolvente y aprovechando al máximo la energía del sol.

Para ello son necesarios un buen diseño, una concienzuda planificación y una correcta ejecución prestando mucha atención a los detalles constructivos. La cantidad de energía necesaria para la climatización de una vivienda Passivhaus es tan pequeña que una habitación de 20 m2 puede calentarse tan solo con el calor corporal de cuatro personas, incluso en pleno invierno y teniendo en cuenta los sustos que da la factura de la calefacción en pleno mes de Enero, es algo que hay que tener en cuenta, ¿no?.

Orígenes del estándar Passivhaus

Las casas pasivas se empezaron a estudiar en Alemania en los años ochenta, habiendo ya muchos ejemplos construidos en todo el mundo.

El estándar Passivhaus como tal, se formula oficialmente en 1988 por los profesores Bo Adamson, de la Universidad sueca de Lund, y Wolfgang Feist, del Instituto alemán de Edificación y Medio Ambiente.

Más tarde, en 1990 se realiza el primer proyecto aplicando el estándar Passivhaus. Se trata de cuatro viviendas pareadas en Darmstadt, Alemania.

Cinco años después de la construcción de estas primeras viviendas, en 1996, el Passive House Institute (PHI) fue fundado por el Dr. Feist. Su mayor objetivo es la investigación, formación y certificación de los edificios pasivos, además de promover su implantación en todo el mundo.

Principios básicos

El estándar Passivhaus se basa en 7 principios básicos:

  • Superaislamiento: Una buena envolvente térmica parte de la base de un buen aislamiento, con espesores que doblan e incluso triplican los utilizados en nuestro país.
  • Eliminación de puentes térmicos: Los puentes térmicos son aquellos puntos en los que la envolvente de un edificio se debilita debido a un cambio de su composición o al encuentro de distintos planos o elementos constructivos.
  • Control de las infiltraciones: Una correcta ejecución permite un control de las infiltraciones de aire indeseadas de forma tal que la vivienda o edificio pueda ser calefactado mediante la ventilación mecánica con recuperación de calor sin recurrir a ningún otro sistema.
  • Ventilación mecánica con recuperación de calor: El recuperador es la pieza clave en el funcionamiento de una casa pasiva; recoge el calor que transporta el aire interior y lo transfiere al aire fresco que se recoge del exterior.
  • Ventanas y puertas de altas prestaciones: Las carpinterías son las zonas más débiles de la envolvente por lo que sus secciones están muy estudiadas.
  • Optimización de las ganancias solares y del calor interior: El aprovechamiento de las ganancias de calor internas generadas por las personas, los electrodomésticos y la iluminación forman parte del balance energético del edificio.
  • Modelización energética de ganancias y pérdidas: La modelización energética se realiza mediante un software específico: el PHPP (PssivHaus Planning Package).

En siguientes artículos veremos más en profundidad estos 7 principios básicos y como se aplican a edificios y viviendas. Si te pica la curiosidad... no pierdas este hilo!

Publicado en Passivhaus y etiquetado , , , .